5 consejos para curricán costero este final de verano

Curricán Costero con tangones en Cerdeña

Los días más calurosos los estamos dejando atrás, o al menos eso es lo que dicen ¡En Barcelona, Valencia, Mallorca y Marbella sigue haciendo mucho calor! Septiembre y Octubre son los meses por excelencia para el curricán costero. No hay que navegar lejos para coger bonitos, melvas y llampugas. Aquí van 5 consejos para triunfar con el curricán costero este final de verano.

Los mejores señuelos para curricán ligero

Existen una infinidad de señuelos para el curricán ligero. Es verdad que unos son mejores que otros, pero también la confianza de cada pescador en el señuelo juega un papel importante. Si no te gusta un señuelo, ¡no lo utilices!

Pulpitos para curricán costeroLos artificiales que nunca fallan son los pulpitos y las plumitas. Se pueden montar simples o en metralleta. La ventaja de las plumitas es que se pueden curricán a velocidades más elevadas pero siempre van a funcionar bien. Los pulpitos y los montajes de plumitas tienen un precio muy asequible. Para gustos colores: hay pulpitos y plumas de todos los colores pero a nosotros nos gustan más los blancos y azules.

Cuando utilizas una metralleta puedes tener la suerte de coger varios peces en una misma caña. A muchos pescadores les gusta poner un excitador – o avión como se suele decir comúnmente – delante de estos cebos artificiales para atraer los depredadores.

Otra opción es utilizar peces artificiales con babero que les hace nadar por debajo de la superficie (entre medio metro y 2 metros de profundidad). Se suelen utilizar señuelos de 6 a 15 cm, dependiendo de qué especies hay en la zona y de su tamaño. Los Minnow de Yo-Zuri, los Magnum de Rapala, los Laser Pro de Halco y los Minnow de IMA son clásicos que debe tener cada pescador en su caja de pesca.

Señuelos curricán - Sports Pamies

¿Señuelos o carnada natural?

Es cierto que los señuelos son muy fáciles de montar y de utilizar. Para hacer curricán con carnada natural (vivo o muerto) hace falta algo más de experiencia y paciencia. Si la carnada natural no «nada» bien, es difícil que vaya a picar algo. Pero un «espet» o una aguja bien montada es canela fina y suele ser irresistible para las anjovas y los palometones.

El cebo natural normalmente se pesca más lentamente que los señuelos (aunque a curricán de altura se pescan a la misma velocidad).

La velocidad correcta

La velocidad ideal para la pesca a curricán depende del tipo de cebo y del estado del mar. Si el mar está muy calmado, es recomendable acelerar un poco para que los peces no vean fácilmente el engaño (4-5 nudos). Si el mar está algo rizado, se puede bajar la velocidad (3-4 nudos).

Cuando uno pesca con cebo natural para el curricán costero, se suele pescar a velocidades más bajas para que «trabaje» bien el cebo. Con cebo natural, como puede ser caballa o «espet» muerto, se puede pescar a 3 nudos.

A los túnidos, como por ejemplo los bonitos, melvas y bacoretas, les gusta la velocidad. También a la llampuga le van las altas velocidades. Utilizando plumas, pulpitos y señuelos como por ejemplo los Laser Pro de Halco se pueden curricar a 6 e incluso 7 nudos.

La mejor zona de pesca

Dentón capturado en Barcelona

Lo bueno del curricán costero es que puedes empezar a pescar nada más salir del puerto. Según las profundidades y la orografía de la zona cogeremos unas especies u otras. Cerca de las playas, los puertos y las desembocaduras se mueve la anjova, el palometón y la lubina. Estas especies se cogen en aguas con profundidades que van desde los 3 metros hasta los 15 metros de profundidad.

Al alejarnos de la costa, en aguas de 30 metros hasta 60-80 metros solemos encontrar melva, bacoreta, bonito o sierra, llampuga o dorado y atún rojo.

¿Qué especies pican?

Espetón capturado a curricán con señuelo en Denia

Ya hemos mencionado toda una serie de especies. Pero como modo de resumen, practicando curricán costero, cogeremos especies como la llampuga (o dorado), barracuda (espetón), melva, bonito (sierra), jurel, caballa, bacoreta, anjova (chova o tallahams), palometón, lubina, serviola (lecha, verderol, pez limón, sirvia o también medregal) y atún rojo. Utilizando profundizador se puede coger también dentón y mero en aguas más profundas. Cada especie requiere su velocidad de curricán y señuelos específicos.

El mejor material para curricán costero

Para poder disfrutar al cien por cien del curricán costero lo mejor es disponer 3-4 cañas cortas de 1,6m a 2,10m con una acción de 15 a 30 libras. Cuando haya una picada, es importante que sea lo suficiente rígida para que se clave bien el anzuelo. Pero también nos gusta que la caña de lo suficiente acción en la picada y durante el combate. La idea es poder disfrutar del pez. Y no hay nada más bonito que una caña totalmente curvada por la fuerza del pez!

Recomendamos las cañas de curricán costero de gama media Okuma Classic CL-561 12-20 Lbs o la Daiwa Megaforce Tr 1530 Bf, por ejemplo. Para las de gama media alta podemos optar por la Shimano Catana BX STP 20-30 RT, la Shimano Tyrnos A Stand Up Roller 1.65 Mt 20 Lb o la Colmic Pro Light Acid Troll 2.10 Mt 12-20 Lb que tiene anillas espiral.

En cuanto a los carretes, podemos elegir entre los carretes de tambor giratorio o los de tambor fijo. Los de tambor giratorio tienen la ventaja que el hilo entra y sale siempre de la misma manera y no creo torsión en el hilo. Otra ventaja de estos carretes es que pueden almacenar más hilo que los de tambor fijo. Los frenos de los carretes de tambor giratorio suelen ser más fuertes que los de tambor giratorio. Pero como con la pesca de curricán costero las piezas suelen ser medianas, tampoco se requiere un freno muy potente. Los carretes de tambor fijo tienen un ratio de recogida más elevado y son más fáciles de manejar.

Los carretes clásicos de curricán con tambor giratorio son los Shimano TLD (15 o 20lb), Okuma Solterra, Penn, Avet o Daiwa. Nuestro carrete favorito es el Shimano Talica II 12 Lbs. Para los carretes de tambor fijo podemos recurrir al Penn Slammer o al histórico Daiwa GS-9. Carretes como los diferentes modelos de Shimano Stella SW o Daiwa Saltiga están fabricados con la tecnología japonesa más fina y requieren un presupuesto más elevado.

Para el curricán costero recomendamos hilos de nylon de 35lb a 50lb. También se pueden utilizar líneas trenzadas, pero en caso de liarse las líneas es siempre más fácil deshacer los nudos con hilos de nylon. Es preferible utilizar un bajo de fluorocarbono. Como son líneas menos visibles para los peces, su uso hace aumentar las capturas considerablemente.

Llampuga a curricán

No comments yet.

Deja una respuesta